Actualidad, Arte, Galerias

Galería Anquin’s. Cinco décadas consagradas al arte contemporáneo. Artículo de Ramon Casalé.

16 de marzo de 2023

“La inspiración es trabajar cada día”
Charles Baudelaire

“El objetivo del arte no es representar la apariencia externa de las cosas, sino su significado interior”
Aristóteles

Hay que felicitar a la galería Anquin’s de Reus por el quincuagésimo cumpleaños de su nacimiento, puesto que hoy en día, al menos a nuestro país, no es nada fácil que una sala de arte pueda llegar a la cifra mágica de los 50 años, y más cuando se trata de un espacio situado fuera del radio de acción barcelonés que, en realidad, es quien absorbe la mayoría de las propuestas expositivas que se desarrollan en Cataluña. Es muy cierto que tenemos un claro ejemplo de resiliencia en la sala Parés, puesto que tiene más de 175 años de existencia y está considerada como la más antigua de Europa en activo, además de que fue la primera que se fundó en España. Otros ejemplos los tenemos en la galería Gaspar con más de cien años exhibiendo el trabajo de artistas de nivel internacional, aunque ha cambiado de ubicación varias veces. También pronto cumplirán cinco décadas las galerías Eude, Dalmau y Joan Prats, entre otras.

Con motivo de los 50 años la galería llevará a cabo una serie de actividades que servirán para dar más notoriedad a esta efeméride, como son la celebración de cinco exposiciones, un acto central que se hará en dos espacios de Reus como son la propia galería y en el Centro de Arte Cal Massó y la publicación de un libro que explica el recorrido que ha tenido la galería hasta nuestros días. La primera exposición consiste en una pequeña pero excelente muestra de pinturas del artista barcelonés Modest Cuixart titulada Cuixart, natura diversa, comisariada por Raquel Medina, gran conocedora de su obra, puesto que había sido directora de la Fundació Cuixart de Barcelona y que lleva muchos años mostrando su trabajo en todo el mundo.

La siguiente exposición es el acto central a través de la exhibición de pinturas y esculturas de una cincuentena de artistas de la galería con el título de Vincles, que servirá de reconocimiento y agradecimiento por la vinculación que han tenido con la galería. Las siguientes muestras serán 50 anys d’art, donde se podrá observar cómo ha sido la trayectoria de la galería desde su creación, que se podrá contemplar en Cal Massó, espacio ubicado en una antigua fábrica de licores. Más adelante expondrán los artistas Jesús Curiá -escultor madrileño especializado en la figura humana desde una perspectiva muy singular-, el pintor reusenco Josep Maria Morató Aragonés con motivo de su centenario, y la última será la de Didier Lourenço.

Como se puede comprobar la variedad de propuestas indica que la galería da tanta importancia a los artistas actuales como a los históricos que han dejado huella en el arte catalán. Es evidente que existe un gran interés al mostrar la obra de artistas figurativos, pero sin obviar la abstracción, puesto que están presentes creadores como Frank Jensen, Nuria Guinovart, Joanpere Massana e Isabel Saludes.

La galería Anquin’s inició su periplo en 1973 en una época compleja política y socialmente, aunque el franquismo ya estaba en sus postrimerías, puesto que dos años después desaparecía su autor, el general Franco. Según recuerda Pepa Quinteiro, la galería abrió las puertas “en pleno franquismo y con un permiso por escrito del Gobernador Civil”. Hoy en día parece inverosímil esta situación, pero en aquel momento la realidad era otra muy diferente.

El hecho de poner en marcha una sala de arte dedicada plenamente al arte contemporáneo teniendo en cuenta que la ciudad tiene un gran número de artistas y personajes famosos como es el caso de Marià Maria Fortuny, Antoni Gaudi, Artur Aldomá, Joan Rebull, Joan Rubió i Bellver, Baldomé Galofré, Ceferí Olivé y Josep Tapiró, entre tantos otros, demostró una gran valentía por parte de sus fundadores Antoni Quinteiro y Pepita Giner, que intuyeron lo importante que seria enseñar y exponer el arte de la segunda mitad del siglo XX en una ciudad alejada del foco artístico como es Barcelona, con la idea de que el público residente en las comarcas tarraconenses no tuviera que desplazarse en la Ciudad Condal.

En estos cincuenta años la galería ha realizado más de 600 exposiciones. Además, ha procurado que sus artistas pudieran exhibir sus trabajos fuera de Reus, a través de asistir a ferias internacionales, principalmente europeas, pero también en los Estados Unidos, haciendo que Anquin’s pudiera ser conocida fuera del país.

Al poco tiempo de ponerse en marcha la galería, aparecen los Salones de Mayo. Una iniciativa que permitió dar a conocer o resaltar la tarea de un gran número de pintores y escultores. Según la periodista reusenca Tate Cabré, autora de los textos y de la edición del libro 1973-2023. Anquin’s. Crónica de una galería de arte particular, “se llegaron a celebrar 40 ediciones, con unos ochenta artistas participantes y trescientos invitados a las Cenas de las Artes”.

Pero la tarea de la galería no se ha centrado solo en ofrecer exposiciones, sino también en llevar a cabo el Concurso Bienal de Pintura Joven, así como la apertura de un nuevo espacio dedicado al arte contemporáneo y emergente como fue ARTLOFT que, desgraciadamente dejó de funcionar al cabo de unos años.

Pepa Quinteiro es su directora desde 1992, sustituyendo a su madre Pepita Giner. Forma parte de la Junta Directiva del Gremio de Galerías de Arte de Cataluña (GAC). Es miembro de la Academia de Bellas artes de Sant Jordi. En estos 30 años su aportación ha sido esencial en el desarrollo y crecimiento de la galería desde todos los ámbitos. No solo se ha ceñido a presentar exposiciones, sino en la realización de una serie de actividades paralelas como actuaciones musicales, performances, presentación de libros, talleres para niños, visitas guiadas y cine, procurando que la galería fuera un centro de reunión cultural donde se pusieran en práctica diversas iniciativas que invitan al conocimiento del arte.

El libro que se ha publicado para festejar el cincuentenario se divide en diferentes apartados: textos de presentación de destacados personajes del sector artístico, como es el caso del director de la sala Parés, Joan Antón Maragall; la catedrática emérita de Historia del Arte de la Universitat de Barcelona y académica de Bellas artes de Sant Jordi, Mireia Freixa; la directora de Anquin’s, Pepa Quinteiro y de la autora del libro, Tate Cabré.

El primer ámbito corresponde a la Etapa inicial, que alcanza el periodo 1973-1982, donde se hace énfasis en las celebraciones de los Salones de Mayo, el mundo de las subastas y las ferias de antigüedades. El siguiente apartado hace referencia a La consolidación de la galería que, según Cabré, se produce entre los años 1983 y 1992, momento que coincide con los JJ. OO. de Barcelona; los concursos de pintura que sirven de promoción de nuevos artistas, así como la fomentación del coleccionismo a través de la “La Caixa de Arte”.

El tercer apartado está dedicado principalmente al Relevo generacional, puesto que al morir Pepita Giner, el alma mater de la galería, se hace cargo su hija Pepa Quinteiro. Después ya viene el momento de La eclosión de la galería con la aparición de un nuevo espacio para mostrar el trabajo de artistas emergentes como fue la apertura de Artloft, donde actualmente se ubica Anquin’s.

La resiliencia es el título que da Cabré a un momento difícil y complejo como fue el periodo 2008-2012. Se crean los premios Go de pintura joven y el maridaje entre arte y vino. El último ámbito corresponde a La internacionalización, o sea cuando la galería se abre a otros mercados, principalmente los europeos, participando en diferentes ferias que, de hecho, es donde obtiene más beneficios económicos.

Hemos querido comentar brevemente el contenido del libro porque explica perfectamente la historia de la galería, a la vez que sirve para darse cuenta de la enorme complejidad y dificultad de vivir o mejor dicho sobrevivir en una ciudad situada a poco más de 100 kms de Barcelona. Hoy en día tenemos la impresión o certeza de que el arte y sus artistas ya no tienen la misma acogida por parte de los coleccionistas, sobre todo los más jóvenes, puesto que priorizan otras cuestiones que no la adquisición de obras de arte, al menos dentro de nuestro entorno más próximo como es el catalán.

Ramon Casalé Soler
Museólogo, historiador y crítico de arte