Exposición

Police Brutality – Bob-Nosa

15 septiembre — 24 octubre, 2021

“Police Brutality” – Bob-Nosa
por Paul Laster

Captando audazmente las inquietas caracterizaciones de almas afligidas en sus lienzos, realizados con texturas, collages de tela, acrílicos y capas de carboncillo, y expresivamente compuestos con lavados de colores superpuestos, pinceladas empastadas y elementos enfatizados con pintura en aerosol, el artista nigeriano Bob-Nosa expone brutalmente el lado oscuro de la humanidad en sus pinturas delirantemente deliciosas y provocativas.
Nacido como Bob-Nosa Uwagboe en Benin City, en 1974, creció en una época en la que hubo un gran éxodo de jóvenes en Nigeria, debido a la pérdida de esperanza en los sistemas económicos y políticos del país. El artista tenía quince años cuando los estudiantes de su ciudad natal se amotinaron contra el Programa de Ajuste Estructural, que había sido impuesto por el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial. El plan de austeridad económica implementado por el gobierno nigeriano causó dificultades financieras y un deterioro del nivel de vida tradicional, provocando disturbios civiles y represión policial. 
De joven, Bob-Nosa estaba más interesado en la artesanía que en las bellas artes. Personalizaba bolsos de mano y mochilas con retales de tela, que es una técnica de collage que todavía emplea en la superficie de sus lienzos, e ilustraba letreros con escrituras para su iglesia, que ha transformado en textos garabateados en sus pinturas actuales. Su otro amor era la música, particularmente las canciones de músicos activistas panafricanos antiapartheid, como el pionero del afrobeat nigeriano Fela Kuti o la estrella del reggae jamaicano Bob Marley, quienes contribuyeron a inspirar su propio activismo a través del arte. 

Antes de entrar en la universidad para estudiar bellas artes, Bob-Nosa se trasladó a Lagos y buscó un estudio de artista, donde se instruyó para aprender técnicas artísticas y recibir clases sobre cómo actuar en la escena artística local. Trabajó allí durante tres años y se preparó él mismo para la facultad, donde demostró estar por delante del resto del grupo. Habían pasado seis años desde que terminó la escuela secundaria, pero ahora él sabía exactamente lo que quería hacer: quería utilizar el arte como arma contra las fuerzas de la opresión, incluidos policías, funcionarios del gobierno, empresarios, jóvenes imprudentes y delincuentes. 

Una vez completada su formación, Bob-Nosa trabajó de manera experimental y se arriesgó con su arte. Al establecer su propio estudio, al que puso el nombre de Protest Art Studio, descubrió que la elección de los materiales desempeñaba un papel importante en la forma de expresar artísticamente sus convicciones y su deseo de generar un cambio. Utilizando acrílicos, pinturas de cera en aerosol, carboncillo y materiales reciclados, creó un arte de protesta que abordaba directamente las injusticias sociales y la corrupción malévola que asolaba a la sociedad nigeriana. Haciendo arte de protesta, trabajaba rápidamente. Cada acción requería una reacción, donde él tenía que pensar y moverse con celeridad, igual que los manifestantes en la calle. 

Con el conocimiento que había adquirido como aprendiz, se dedicó a intentar cambiar la escena artística local. Sabía que estaba en el camino correcto. Pero, cuando comenzó, otros no quisieron seguirlo. Le dijeron que nadie querría comprar este tipo de arte, que era demasiado rebelde y que debería hacer algo más decorativo. Pero él persistió. No se preocupó por las ventas. Tenía una sólida fuerza de voluntad. Hizo todo el camino. Y una vez que obtuvo el éxito, empezó a tener influencia en la próxima generación de artistas. 

Cuando las galerías de arte rechazaron su trabajo, recurrió a las redes sociales como herramienta para impulsar su mensaje. Tuvo su primera gran oportunidad en el año 2009, cuando presentó sus pinturas en la exposición colectiva “The Last Picture Show V.I.”, en la Maison du Parti, en Camerún. La muestra recibió los elogios de la crítica, los cuales siguieron al artista de regreso a Lagos, donde sus oportunidades de exponer se incrementaron año tras año. Y, en el 2019, hizo su primera exposición individual en el extranjero, en la OOA Gallery de Barcelona, ​​donde ahora vuelve a presentar su obra. 

Las pinturas de la exposición individual “Police Brutality” —que se podrá visitar en la OOA Gallery del 15 de septiembre al 24 de octubre de 2021— incluyen el lienzo Chained in Immorality (2017), que representa a un hombre uniformado corrupto, con sus pantalones bajados hasta los tobillos y atado a dos prostitutas, que son símbolos del uso de un estilo de vida degradado que tristemente lo atrapa y monstruosamente lo perpetúa. En la pintura Gross Misconduct (2020), un inmoral hombre de uniforme está ebrio en el trabajo, balanceando una botella de cerveza en una mano mientras blande su puño en la otra. En dos pinturas recientes de hombres uniformados, el artista utiliza una “X” roja para anular a los personajes corruptos, como en Abuse of Human Right, donde muestra a unos policías deshonestos pisoteando a un manifestante, o en Bad Man, que señala a un hombre de uniforme, cambiando las tornas al convertirlo en objetivo. 

Las víctimas del abuso también son objeto de la pincelada salvajemente expresiva y sin miedo de Bob-Nosa. El lienzo Wounded Patriot (2019) muestra a un manifestante ensangrentado, vendado y atado que aún se mantiene firme contra un cielo ennegrecido. El cuadro Boy in Detention (2020) retrata a un asustado joven, arrestado y encarcelado con otros hombres inocentes que esperan que sus pobres familias se gasten el dinero que tanto les costó ganar en la fianza para sacarlos de la cárcel, para que así la turbia policía tenga más dinero para la fiesta. Y, captando algo que el artista desea que suceda con más frecuencia, el lienzo 3 Brave Men (2020) muestra a un grupo de testigos que están dispuestos a hablar, a levantarse para defender aquello en lo que creen, sin miedo al sistema y arriesgando sus vidas para manifestarse por los derechos humanos, tal como lo hace Bob-Nosa en cada una de estas pinturas que crea con valentía. 

Más Información:

Fecha: 15 de septiembre – 24 de octubre, 2021
Dirección: carrer Nou, 1, 08870 Sitges, Barcelona
Horario: lunes a viernes 11 h-14 h 18 h-20.30 h Sábado 11 h-14 h 18 h-21 h domingo 11 h-14 h 17 h-20.30 h
Teléfono: (+34) 618 35 63 51
eMail: sorella@outofafricagallery.com
Web: outofafricagallery.com