Actualidad, Arte, Galerias

Setmana de l’Art 2022: una red de complicidades. Artículo de Montse Frisach

22 de diciembre de 2022

Acercar el público a las galerías y a las artes visuales en general es una de las principales preocupaciones de la asociación Galerías de Arte de Cataluña y no solo desde el punto de vista comercial sino también porque desde el GAC hay el convencimiento que el arte y la cultura son valores fundamentales. Este es uno de los objetivos de la Setmana de l’Art, que organizada por el GAC y en su segunda edición, ha agrupado más de 80 actividades en toda Cataluña, entre el 17 y el 25 de noviembre del 2022, entre inauguraciones, visitas, rutas, presentaciones, debates, performances, conciertos, espectáculos de danza y talleres.

Han sido actividades organizadas expresamente para este acontecimiento y que han tenido lugar en las galerías pero que también han implicado a museos, fundaciones y centros de arte, tanto del ámbito público como privado, y que han supuesto un esfuerzo conjunto y de colaboración muy enriquecedor entre instituciones muy diversas, creando así nuevas sinergias. En total, se han implicado en el proyecto unos cincuenta museos y galerías.

Todo con la intención de llegar a un público muy diverso: tanto a los clientes y visitantes habituales de las galerías como los que no tienen costumbre de visitarlas, o los que, a pesar de estar interesados en la cultura, no se acercan demasiado a las artes visuales. Otro de los objetivos de la Setmana ha sido extender las actividades por todo el territorio catalán siguiendo la vocación del GAC de representar galerías de todo el país. Este es el único acontecimiento de estas características con el propósito de extenderse por toda Cataluña.

Siguiendo estas premisas, la Setmana de l’Art pretende tener continuidad para próximas ediciones con la intención de consolidarse como un acontecimiento artístico y cultural dirigido tanto a un público general interesado por las artes visuales como al cliente habitual y potencial de las galerías. Por lo tanto, la Setmana también quiere contribuir a incentivar el coleccionismo y la compra de obra en galerías y a la revitalización del mercado del arte.

El lema de esta edición de la Setmana de l’Art a Catalunya ha sido muy significativo de las intenciones del acontecimiento: “Catártico”, una palabra que juega con las palabras “Cataluña” y “Arte” y que se refiere a la experiencia emocional intensa que puede suponer la contemplación del arte, una auténtica catarsis. Este mensaje se ha reforzado también a partir de la imagen gráfica del acontecimiento que ha estado a cargo de la agencia La Pometa. Otra de las patas de la comunicación de la Setmana ha sido la web específica del acontecimiento que este año ha incrementado notablemente su visibilidad con 37.000 visitas, una cifra muy positiva que pone de manifiesto el interés que el acontecimiento ha generado.

Además de inauguraciones de exposiciones y presentaciones para todos los públicos en las galerías, una de las actividades que ha dado personalidad propia a la segunda edición de la Setmana de l’Art han sido las rutas que han unido varias galerías entre ellas o con otras instituciones artísticas, sea a pie o en autobús. Por ejemplo, en Sant Cugat del Vallès hubo una visita a las tres galerías de la ciudad, mientras que en Sitges también se visitaron conjuntamente las vecinas Fundació Stämpfli y la galería Out of Africa. El diseño unió la galería I·lacions con el Museu del Disseny de Barcelona. Dos galerías barcelonesas –la Sala Dalmau y Jordi Pascual– formaron parte de una ruta conjunta con la Fundació Suñol. Desde la galería Espai Cavallers de Lleida un autobús trasladó el público a la Fundació Marguerida de Montferrato de Balaguer, mientras que en Reus las dos galerías de la ciudad, Anquin’s y Antoni Pinyol se conectaron con el Castell de Vila-seca.

Otro de los objetivos de la Setmana ha sido incluir actividades de disciplinas diversas. Se llevó la música a la Pigment Gallery con un concierto de Ivan Puñal, la danza contemporánea dialogó con las pinturas de Antoni Clavé en la galería Jordi Pascual y la artista Maria Corte realizó una performance en la galería Gothsland. También se ha tenido en cuenta al público infantil y familiar en espacios como la Galería Espai Cavallers, el Museu Raset y la Vinya dels Artistes. Y también se han podido realizar tres visitas a estudios de artistas como la Casa Aymat y los de Neus Colet y Sergi Barnils.

Otra de las actividades destacadas de la Setmana de l’Art ha buscado tanto dar a conocer obras de galerías en los museos y a la vez las ha exhibido en centros fuera de Barcelona. Está documentado que buena parte del público que visita regularmente museos, no es, en cambio, visitante de galerías. Con la doble exposición Visites inesperades, inaugurada en el marco de la Setmana de l’Art, han sido obras de arte de 13 galerías de la asociación las que se han trasladado a dos museos locales con una fuerte implementación en el territorio: el Museu d’Art deCerdanyola (MAC) y el Museu de l’Empurdà de Figueres. En la exposición las 13 obras seleccionadas dialogan y acompañan obras de la colección permanente de los museos y se han integrado en el recorrido de cada uno de ellos.

Así en el MAC se han expuesto obras hasta el 31 de diciembre de Amèlia Riera (Canals Galeria d’Art), Ismael Smith (Artur Ramon Art), Fabian Vogler (Espronceda Institut of Art and Culture), Paloma Navares (galería Antoni Pinyol), Cristina Blanch (galería Jordi Barnadas) y Antoni Llena (galería A34). En el Museu de l’Empurdà se pueden ver hasta 29 de enero abras de Josep Guinovart (galería Jordi Pascual), Jacint Salvadó (Sala Dalmau), Andrea Torres (Alzueta Gallery), Martí Roca Balcells (Artevistas), Jordi Fulla (Espacio G d’Art) y Anna Shabaltii (Imaginart Gallery).

Otros museos y fundaciones que se han implicado en el proyecto de la Setmana con actividades y visitas propias han sido, entre otros, el Museu de Granollers, la Casa Vicens, el Espaci Subirachs, el Muse de Argentona, el Museu de Manresa, el Museu d’Art de Girona, el Museu Raset, el Museu del Modernisme, la Vinya dels Artistes o el Museu de la Vida Rural.

También se ha aprovechado la coincidencia de la Setmana con otros acontecimientos alrededor del arte, como es el caso del DART, Festival de Cine Documental sobre Arte Contemporáneo, para organizar actos conjuntos. En definitiva, la Setmana de l’Art se organiza desde las galerías y para el impulso de las galerías, pero es un acontecimiento que no tiene sentido sin la complicidad del resto del sector artístico de todo el territorio catalán.